HORARIOS 2012
2do cuatrimestre
ver horarios, click aquí

INSC. A EXÁMENES JULIO
primer llamado
30/06 a las 16 hasta 03/07 a las 20

segundo llamado
21/07 a las 16 hasta 24/07 a las 20

Exámenes
15/05 al 16/05

período de inscripción
NO SE POSTERGA
autogestión | detalle exámenes  

BIBLIOTECA INFORMA
PRESTAMOS ESPECIALES:
Retiro días: 20 - 26 - 27 de diciembre
Devoluciones: martes 11 de febrero
Noticias

Volver

Participación de la Maestría en Jornada sobre políticas ambientales

Fecha: 13/01/2016
Fuente: Comunicación MDT

La jornada destinada municipios de Argentina, Uruguay y Chile, además de empresas y organizaciones no gubernamentales, tenía entre sus objetivos, desarrollar nuevas capacidades técnicas y operativas en los municipios para el desarrollo de Planes de Gestión Integral de Residuos (GIRSU), además de conocer y compartir buenas prácticas de gestión para la articulación público-privada de los programas GIRSU.

Durante el primer día del encuentro se realizaron charlas, en el auditorio de UTN FRRa, una de las cuales fue presidida por el Director de la Maestría en Desarrollo Territorial, Dr. Pablo Costamagna, en la cual trató el tema del “Desarrollo territorial. Entorno institucional para el desarrollo de políticas socio-ambientales”.

A continuación compartimos las reflexiones expuestas durante la misma.

“Rafaela es una ciudad de 100.000 habitantes que ha trabajado para construir su propio futuro.

Cuando me preguntan a mí en particular ¿cuál es el diferencial de Rafaela? Yo contesto, “tiene anticipación estratégica y capacidad para resolver problemas”, y de esto vamos a hablar. No es que no tiene problemas, tiene los mismos problemas que los chilenos, que los amigos bolivianos, que los compañeros de Trenque Lauquen. Pero lo que le agrega esta ciudad es “capacidad para intentar resolver sus problemas” y hace una anticipación estratégica admirable.

Aquí voy a contar un poquito ese proceso. Estamos, en la provincia de Santa Fe. Los alimentos son uno de los principales productos que se exportan y se producen en Rafaela hoy en día, estamos en una zona de producción agropecuaria, agroalimentaria, y, nunca vi los números, pero dicen que somos la cuenca lechera más importante de América Latina, y a partir de ahí se estructura el conglomerado agroalimenticio.

Entonces, el principal sector es, alimentos. El segundo gran sector es autopartes, bienes capitales y metalmecánico. Aquí hay una referencia importante que permite acortar camino para contarles esto de que Rafaela tiene capacidades y construye su propio futuro: nosotros no tenemos, ni mercado de materia prima, para la industria metalmecánica, ni el mercado final de consumo, que es la industria autopartista, y tenemos, sin embargo, un muy buen desarrollo del sector metalmecánico. Cuando uno bucea sobre qué fue lo que pasó, porqué se desarrolló, encuentra entre tantas, dos grandes razones:

La primera es que a principio de siglo, cuando llegan los migrantes, traen consigo saberes en el área metalmecánica. Pero además en Rafaela se creó una escuela técnica formadora de empresarios para el sector automotor. La escuela, había sido en sus comienzos, una institución de mecánicos agrícolas, y luego, producto de las políticas nacionales de fortalecimiento del sector automotriz que datan de los años ´60, se convierte en la Escuela Nacional de Educación Técnica, hoy conocida como la EET. Esta es la principal razón de la existencia de un sector metalmecánico muy importante: el rol del proceso formativo, que convierte un sector inexistente en un sector existente.

Lo que nosotros encontramos es que, cuando vemos el desarrollo, hay razones que tienen que ver con la cultura de los empresarios de nuestra zona. Lo que decía recién con el ejemplo de la industria metalmecánica: las razones de ser son económicas pero también son territoriales. En el caso de Rafaela la dirigencia va construyendo las bases del desarrollo, y este a veces va a favor de la política macroeconómica y, como van a ver después, a veces va a contra ciclo.

Voy a dar otro ejemplo: en 1978 con Martínez de Hoz como ministro de economía se había instalado la “tablita financiera”, la cual, claramente beneficiaba a los sectores financieros y no a los industriales. En Rafaela hubo muchos problemas con el sector productivo durante la dictadura, no solamente sufrimos a nivel de libertades, sino que además sufrimos en términos de lo que fue la producción industrial. Cuando el país iba en retroceso a nivel productivo - y en este punto los censos son muy claros-, en términos de industrialización, los empresarios metalúrgicos rafaelinos que habían salido de la Escuela Técnica se asociaron en una Cámara de Comercio Exterior y salieron a vender al mercado mundial.

¿Qué pasa acá? En plena argentina de decrecimiento, los empresarios metalúrgicos salen a buscar mercados externos, y consolidan una industria metalmecánica para la cual, como decía antes, no teníamos ni insumos ni mercado consumidor final.

Esta es la esencia, de dónde viene Rafaela, y demuestra que hay bases vinculadas a cómo se pensó este pueblo. El ejercicio de buscar, cuales son los valores y porqué Rafaela siempre tuvo una tendencia propositiva sirvió para las reflexiones que les voy a hacer a continuación.

Rafaela es producto de un proceso de construcción institucional en donde continuamente se está mirando hacia dónde va el mundo, reflexionando sobre la estrategia, y lo que tiene, como diferencial, es la capacidad para resolver, para hacer.

Fines de siglo y el rol del estado

La Fundación para el Desarrollo, es un organismo, con los mismos miembros del sector metalmecánico quienes, frente a la apertura de la economía argentina se proponen como meta trabajar temas relacionados a la calidad de los productos, y para ello traen expertos del país Vasco. Esta decisión, según una investigación realizada en los años 1995/96 dejaba como resultado que Rafaela era la ciudad con mayor índice de empresas con normas ISO 9000 en el país. El mundo demandaba calidad y desde la ciudad, nuevamente, hubo un sector anticipándose a esa situación.

En ese momento, el análisis de la situación por parte de entidades privadas como la Fundación tenía que ver con que la micro y la pequeña empresa estaban desarticuladas. ¿Qué se hizo? Se convocó a otro actor clave del entramado institucional rafaelino, la universidad. Desde la Universidad Tecnológica Nacional con sede en Rafaela, se generaron sistemas de pasantías a partir de los cuales los empresarios de los diferentes sectores comenzaron a reunirse, a dialogar, a generar recursos, a buscar nuevos mercados, como consecuencia de ese trabajo se creó la Cámara de Pequeños Empresarios, la cual hoy en día cuenta con más de 100 empresas integrantes.

Ahora bien, de la misma manera que contamos cómo se fue gestando a nivel privado el asociativismo, y la proactividad que caracteriza a Rafaela, es sumamente importante, resaltar el rol político en las estrategias que siguieron.

En los ´90 no había áreas de desarrollo en los municipios de Argentina, había en realidad, sólo 2: una en Córdoba y la de Rafaela. ¿Qué es lo que quiero remarcar con esto? Qué hoy las áreas de desarrollo son comunes en los municipios, pero en ese entonces, la creación del área fue producto de la decisión política de Omar Perotti, un intendente que asume en los años 90, a contra ciclo de lo que estaba pasando en el país.

Así como las instituciones privadas venían viendo el panorama internacional, desde la Municipalidad de Rafaela, se veía que la ciudad estaba muy centrada en temas vinculados al desarrollo empresarial, y resultaba necesario dar un salto para pensar el desarrollo desde otros sectores. Se crea así el Plan Estratégico Rafaela – PER, el cual intenta crear un espacio de dialogo con estas organizaciones de la sociedad civil – vale destacar que muchos sectores replicaron lo que sucedió en el industrial y metalmecánico, y la ciudad se constituyó con un vasto y amplio entramado institucional-.

Por otra parte, a comienzos del siglo XXI, con un país en plena crisis, desde el Municipio se crea el primer Consejo Consultivo Social, integrado por todas estas instituciones de la sociedad civil, con intenciones de buscar respuestas a los problemas que aquejaban al país en materia, principalmente, económica y en consecuencia, social.

Volvemos a empezar esto que decía de Rafaela: crisis en Argentina, la ciudad da respuestas desde el punto de vista institucional, con la creación del Consejo Consultivo para trabajar temas de empleo. De allí surge una reflexión, que demuestra nuevamente el pensamiento estratégico que prima en la identidad local, a partir del cual, por decisión política de un intendente, que ya a principios de los ´90 había decidido crear el área de desarrollo, se decide implementar un Programa de Competitividad Territorial, financiado por el Banco Interamericano de Desarrollo (BID).

Entonces verán, había una reflexión ya en los años 2000, respecto a que no alcanzaba sólo con mirar el desarrollo desde Rafaela, sino que había que insertarse en la microrregión para comenzar a trabajar en las cadenas de valor. Entonces, dirigentes empresariales, dirigentes del sector público y de las universidades locales, planean estratégicamente durante 2 años y consiguen financiamiento a través de este proyecto del BID.

El programa consistía en un apoyo de casi tres millones de dólares, y no era un cuento de hadas. Demandó mucha participación estratégica, coordinación institucional, dialogo, y no estuvo exenta de conflictividades. Como resultado se generaron comités que permitieron repensar cuales eran los caminos para generar crecimiento a nivel microrregional: comités de asesoramiento en genética, genómica, calidad para el sector lácteo, cadenas de valor, innovación, tanto en empresas como sector público, entre otros.

Particularmente, desde el sector público, desde el Municipio, se agregó, a todo lo que ya se había decidido, que era necesario trabajar los temas de energía, medio ambiente y economía verde. Ante esto, la primera recomendación desde el BID -que tenía experiencia en sistemas medioambientales en otros lugares de América Latina-, era: “traigan especialistas que les haga las ordenanzas del municipio y les digan lo que tienen que hacer”. La respuesta desde el Municipio fue negativa. No había que traer sólo expertos, había que traer a alguien que tenga ideas nuevas en la cabeza pero que a su vez se ensucie los zapatos y se meta en el proceso.

Los grandes gurúes abren cabezas, pero no operan, además son necesarias ciertas capacidades que sólo territorios como Rafaela, con instituciones, dialogo, empresariado y decisión política podían tener. Las decisiones de este tipo no suceden per se, es un interés que se construye y hay que trabajar. En ese marco se crea el programa “Rafaela + Sustentable”, con Alejandro Jurado a la cabeza.

Es decir, hay variables externas que están dadas, pero hay que construir cariño por cada una de las ciudades, hay que construir que queremos ser los mejores, por lo menos queremos ser buenos. Dentro de la identidad de una ciudad como Rafaela está la cultura del ahorro, del trabajo, el sector público liderando, el sector educativo y tecnológico muy atento. Lo que queda claro en Rafaela es que estos cambios los hace la gente.

Y muestra de ello es que, durante el programa de competitividad se gestaron dos posgrados en Desarrollo Local. Una vez terminado, la reflexión tenía que ver con que cada vez se necesitaba más gente en el territorio formada en temas vinculados al Desarrollo Territorial, se necesitaban lenguajes compartidos, formar capacidades, aprender sobre complejidad, ampliar la mirada. ¿Cuál fue la respuesta? La UTN, junto con la Municipalidad y el acompañamiento de los empresarios, crearon la Maestría en Desarrollo Territorial, lleva 3 cohortes.

En la primera cohorte, había 13 becarios de la Municipalidad de Rafaela, profesionales. En la segunda 10 y actualmente hay 8, es decir, estamos hablando de más de 30 funcionarios, profesionales de la Municipalidad de Rafaela, que se formaron en desarrollo territorial. Además de hacer la maestría, se hacen amigos, tienen un lenguaje en común, estudian juntos, y construyen en forma conjunta. Es un insumo de ideas, diálogos, nuevas búsquedas, de ver lo que está pasando. Insisto, lo que se construyen son capacidades para dar respuesta a los desafíos.”

Dr. Pablo Costamagna

Archivos relacionados

galeriagaleriagaleriagaleria
UTN - Facultad Regional Rafaela - M. Acuña 49 - Rafaela (Santa Fe) - Tel. 03492 432702 / 422880 / 432710
Bv. Roca 989 - Rafaela (Santa Fe) - Tel. 03492 429422 - mdt@frra.utn.edu.ar